América sigue lidiando fuertemente con el COVID-19 - Upata al Día

RT

Post Top Ad

Post Top Ad

lunes, 22 de junio de 2020

América sigue lidiando fuertemente con el COVID-19

América sigue revaluando medidas para resistir ante el avance incierto de la pandemia del coronavirus, en medio de crecientes alertas sobre una crisis histórica de hambre y pobreza.

América sigue lidiando fuertemente con el COVID-19

Argentina rebasa los mil fallecidos por COVID y llega a 42.785 contagios

Argentina superó este domingo los 1.000 fallecidos por coronavirus desde el comienzo de la pandemia, ya que alcanzó los 1.011 decesos tras producirse 19 muertes en las últimas 24 horas, informaron fuentes oficiales.

El Ministerio de Salud indicó en su reporte vespertino diario que, durante la jornada, se registraron 1.581 nuevos casos de la COVID-19 y por tanto los contagios totales alcanzaron los 42.785.

El foco de contagios continúa situado en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), formada por la capital y por su amplio cordón urbano, de donde procedieron la mayoría de los nuevos casos y fallecimientos: 746 de los enfermos nuevos diagnosticados fueron en la provincia de Buenos Aires, que llegó a los 19.329 casos, y 707 en la capital, que ya ha tenido 19.007 positivos.

En el apartado de decesos, la provincia de Buenos Aires lamentó nueve fallecimientos, mientras que la ciudad homónima reportó siete en las últimas horas.

Río Negro como la otra única provincia que informó de nuevas muertes, ya que tuvo dos de ellas, y además esa provincia sureña sumó 16 casos.

De las defunciones producidas este domingo, nueve eran hombres y nueve eran mujeres -de una de ellas no se indicó el sexo-, y sus edades estaban situadas entre los 45 y los 94 años.

Chaco (norte) superó esta jornada sin decesos pero sumó 52 contagios más a su total, que es de 1.582 personas afectadas.

Del total de 42.785 casos que ha habido en el país, el 2,4 % han sido importados, el 37,6 % han llegado por contactos estrechos de casos confirmados, el 41,5 % han correspondido a casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

Hasta la fecha, se han otorgado 12.728 altas a personas que han superado la enfermedad.

Argentina cumplió este sábado tres meses desde que inició su cuarentena obligatoria, que sigue vigente en el AMBA y en otros puntos críticos del país hasta el 28 de junio próximo, aunque el Gobierno de Alberto Fernández trabaja para extenderla en vista de que aún se espera que el país alcance su pico de contagios.

México supera los 180.000 casos y 21.000 decesos por COVID-19

La pandemia de COVID-19 superó los 180.000 casos y los 21.000 muertos confirmados este domingo en México al sumar 5.343 nuevos contagios y 1.044 muertos.

En el informe diario, la Secretaría de Salud (SSa) reportó un acumulado de 185.545 casos y de 21.825 muertos al concluir la tercera semana del plan de la "nueva normalidad" con el que el Gobierno inició la reactivación económica el 1 de junio.

Los datos de este domingo se acercan a los récords diarios de registro de contagios, de 5.662 casos el jueves pasado, y de 1.092 fallecidos el 3 de junio.

Asimismo, la SSa registró 56.590 casos sospechosos, que aún están pendientes de una prueba confirmatoria, y 24.225 activos, que presentan síntomas en las últimas dos semanas.

Con estas cifras, México sube al decimocuarto lugar mundial con más casos de COVID-19 al superar a Pakistán y se afianza como el séptimo con más muertes, según la Universidad Johns Hopkins.

José Luis Alomía, director general de Epidemiología de la SSa, reconoció que las muertes muestran una tendencia parecida a una meseta desde el mes pasado.

"Desde la última semana de mayo y lo que va del mes de junio, hemos tenido una estabilidad que es alta, que todavía no muestra un descenso", explicó.

La ocupación en la red de hospitalización para infección respiratoria aguda grave (IRAG) se situó en un 44 %, lo que significa que hay 14.140 camas generales disponibles y 11.044 ocupadas en 816 hospitales.

La zona metropolitana del Valle de México, donde está la capital del país, presenta la mayor ocupación, con 68 % de las camas generales ocupadas en Estado de México, y 67 % en Ciudad de México.

En este rubro, 14 de los 32 estados tienen una ocupación de 40 % o más.

En cambio, la ocupación nacional de ventiladores o camas intensivas fue de 38 %, con Baja California a la cabeza con 68 %, seguido de Tlaxcala con 63 %, Estado de México con 60 %, Sonora con 52 %, y Ciudad de México y Puebla con 51 %.

"Nos deja a todos los estados con una disponibilidad, al menos, por encima del 30 %, sabiendo que el 30 % de disponibilidad o un 70 % de ocupación representa un límite de seguridad, que cuando se llega a ese punto hay que tomar medidas inmediatamente", expuso Alomía.

Las autoridades sanitarias recordaron que el semáforo federal de actividades económicas permitidas muestra 17 estados en color naranja, nivel de alto riesgo, y a las 15 restantes en rojo, en máximo peligro epidémico.

Las entidades en naranja sí tienen permitidos gimnasios al 50 % de aforo con cita previa, y 25 % de ocupación para cines, teatros, museos, centros comerciales y templos de culto.

Aun así, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, reconoció que existen discrepancia entre lo que permiten los Gobiernos estatales y el federal, por lo que pidió que a los ciudadanos respetar siempre las normas sanitarias al máximo para evitar confusión.

"La sugerencia es: no le preste más atención a los colores del semáforo que a la prevención, lo importante es prevenir", declaró.

Guatemala suma 531 fallecimientos por COVID-19 y 13.145 casos en 100 días

Guatemala cumplió este domingo 100 días desde que las autoridades contabilizaran el primer caso positivo de COVID-19 en el país, el pasado 13 de marzo, y, desde entonces, ha registrado 531 fallecimientos y un total de 13.145 casos positivos, tras la última actualización de datos.

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social informó este domingo que en las últimas 24 horas reportaron 390 nuevos contagios, tras realizar hasta 1.195 pruebas y agregó que este día fallecieron 17 personas a causa del coronavirus.

Del total de casos registrados por la cartera sanitaria, casi el 74 por ciento corresponden a la región central del país, en la que destaca el departamento de Guatemala, donde se sitúa la capital, donde están los principales hospitales, como el foco de contagios a nivel nacional, con 8.942 casos.

En cuanto a los menores de edad contagiados, la Coordinadora Institucional de Promoción por los Derechos de la Niñez (Ciprodeni), que aglutina once ONG en todo el territorio guatemalteco, subrayó que tres han fallecido y 1.001 han contraído el virus en el país centroamericano.

Del total de casos que ha registrado el Ministerio de Salud guatemalteco, 2.711 son de personas "recuperadas", dos fallecidas por causas ajenas a la COVID-19 y 9.901 que se encuentran activos, la mayoría dentro de la red hospitalaria.

La nueva ministra de Salud, María Amelia Flores, quien asumió el viernes en sustitución de Hugo Monroy, aún no ha ofrecido declaraciones a la prensa y la cartera que ahora dirige se ha limitado a compartir actualizaciones de los datos de la pandemia en Guatemala, a pesar de que en las últimas semanas Salud había brindado conferencias de prensa casi diarias, tras un comienzo de irregular contacto con los medios.

El país centroamericano cumplió, además de 100 días desde el primer caso, un día más sin movimiento en las calles debido a la disposición presidencial de permanecer en casa con carácter obligatorio este domingo.

El toque de queda total volverá a repetirse el próximo domingo 28 de junio, mientras que entre semana y sábado se turnarán cada día las placas pares e impares para poder transitar y la circulación peatonal estará permitida, así como sucedió del 16 al 20 de junio, sumado al toque de queda vespertino entre seis de la tarde y cinco de la mañana.

Honduras suma 12.772 casos de COVID-19 y retrocede en reactivación económica

Los casos de COVID-19 en Honduras alcanzaron este domingo los 12.772 con 519 nuevos contagios en un día, lo que determinó que sus autoridades retrocedieran en la primera fase de la reactivación económica en la capital, mientras el presidente del país, Juan Orlando Hernández, llamó a la unidad para vencer la pandemia.

El país centroamericano volvió a superar los 500 contagios diarios justo un día antes de que arrancará la segunda fase de su apertura económica.

El Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) indicó en cadena nacional de radio y televisión que en las últimas 24 horas se registraron en Honduras cinco decesos por COVID-19, tres de ellos en el departamento de Francisco Morazán, donde se localiza la capital, Tegucigalpa, con lo que la cifra de fallecimientos se elevó a 363.

Las hospitalizaciones suman 1.046, de las 326 corresponden a pacientes en condición grave y 49 en la unidad de cuidados intensivos (UCI), según el informe oficial.

El organismo hondureño enfatizó que, de 1.078 pruebas para diagnosticar la COVID-19 hechas por el Laboratorio Nacional de Virología, 519 resultaron positivas, por lo que los contagiados con la enfermedad ya suman 12.772.

El Sinager registró además 18 nuevos casos de pacientes recuperados, lo que elevó la cifra de curados a 1.293.

La falta de cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, el aumento de contagios y la saturación de la capacidad hospitalaria obligó a las autoridades a retroceder en la reactivación económica en el Distrito Central, que conforman Tegucigalpa y Comayagüela, indicó la Secretaría de Seguridad.

Francisco Morazán es la segunda región hondureña más afectada por el nuevo coronavirus con 4.575 casos y 79 decesos desde marzo pasado, detrás del departamento de Cortés.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, ingresado en un hospital militar tras confirmarse que dio positivo de COVID-19, lo mismo que su esposa, Ana García, emplazó hoy a los políticos y a toda la sociedad a unirse para afrontar la emergencia sanitaria.

"Peleamos la más dura de las batallas, hoy estamos luchando con todo para sobrepasar este duro momento, quizás el más difícil que nuestro país ha tenido que enfrentar en los últimos cien años, en los que la vida propia y la de los que más queremos está en juego", dijo Hernández en un audio divulgado por la Presidencia hondureña.

El gobernante, quien atiende sus deberes desde el hospital mediante teletrabajo, dijo que le "duele profundamente cada familia que pierde a diario a un ser querido frente al COVID-19".

"No hay palabras que puedan describir el dolor que sufren y no hay palabras que puedan dar tranquilidad al compatriota que hoy está contagiado, al que está enfermo, sufriendo, a sus familias, al temor de millones de hondureños que sienten que la enfermedad está cerca y nos rodea cada día más", subrayó.

Sin embargo, dijo estar convencido de que "la mano de Dios, con nuestra fe puesta en él, nos sacará adelante frente a esta pandemia".

"Hoy desde la cama de un hospital les digo: esta guerra solo la ganamos unidos, sin descanso, apoyando con nuestro cuidado personal a los médicos, y a todo el personal de salud que son los que están en primera línea frente al COVID-19, al igual que policías, militares, bomberos y cuerpos de socorros", añadió.

Hernández reconoció que la "reapertura inteligente", que arrancó el 8 de junio, aumentó el número de contagios, aunque destacó que su país se ha "preparado con medicamentos que han indicado los médicos"".

El Gobierno hondureño también ha "montado brigadas que van cercando la enfermedad y así evitar que se presione más a los hospitales, aumentando la capacidad de camas y atención en todo el país, abastecimiento de equipo biomédico, oxígeno a hospitales y centros de salud, a pesar de enfrentar una enorme escasez mundial y regional", explicó.

El gobernante dijo que "no es tiempo de esconder la cabeza, no es tiempo de hacer política de una crisis que nos afecta a todos. Es tiempo de unidad, tiempo de trabajo en equipo, de soluciones. Estoy seguro que lo vamos a vencer, lo vamos a lograr, aunque algunos aseguran que no lo lograremos, yo estoy convencido que sí".

En unos años, agregó, "recordaremos a todas las víctimas, a todos los héroes y nos veremos cómo sobrevivientes de una de las más duras pruebas que la humanidad ha enfrentado".

"Fuerza Honduras, de esta salimos juntos y más unidos que nunca", proclamó el presidente hondureño. EFE

EB

Tags: 
Categoria: 


Post Top Ad